Categorías

Entradas recientes

Etiquetas

background4

El consumidor actual ha evolucionado. En los últimos años se han experimentado unos cambios en su comportamiento que condicionan totalmente las acciones de una empresa a la hora de relacionarse con el mercado.

Hoy en día la globalización pone al alcance de cualquiera productos de prácticamente cualquier parte del mundo (Amazon obtiene 203.593$/min). La oferta actual ha aumentado, el valor añadido es mayor y la competitividad es creciente. El consumidor ya no se conforma con obtener un bien o servicio, quiere además experiencias, sensaciones, emociones y valores. Quiere más. Hay 51.000 descargas desde AppStore al minuto.

El principal cambio es debido a los grandes avances en la tecnología. La capacidad de acceder rápidamente a una gran cantidad de información ha convertido al consumidor actual en un decisor más exigente, comparativo y sobre todo, infiel. Quiere ser mimado y atendido.

Todo ello ha transformado al target, que es ahora un consumidor social, que sigue a influencers y está en constante interacción con las redes sociales. En 60 segundos se visualizan 2,78 millones de vídeos en YouTube.

Éste, conectado a la red emite valoraciones de productos, lee críticas, busca sugerencias y sentencia los errores. En un minuto se generan más de 347.222 nuevos tweets.

Los medios tradicionales de comunicación ya no son tan efectivos como antes ya que es una relación unidireccional y ahora es un consumidor que comparte, admira y da el feedback. Cada 60 segundos se generan 38.194 post en Instagram.

Para poder llegar al target actual es necesario estar conectado y enfocado al tipo de consumidor al que nos enfrentamos. Hay que ser interactivos en las redes sociales, ofrecer y comunicar, y sobre todo saber extraer las valoraciones positivas para que lleguen a los verdaderos heavy users (verdadero consumidor y target de nuestro producto). Cada minuto se generan más de 20,8 millones de mensajes de Whatsapp.

Hay que tener una buena estrategia entendiendo los factores clave del consumo actual y de su tipología, y ser lo suficientemente versátiles como para adaptar nuestro negocio.

Nadie está a salvo de esta revolución, ni siquiera gigantes como Nokia o BlackBerry, que fracasaron en cuanto perdieron la conexión con el consumidor moderno, y de ser líderes en mercado se quedaron en nada por no adaptarse tecnológicamente a las exigencias de un usuario 2.0.

No Comments

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: